Textura y Luz. Wenders - Ceylan

Por - 11/05/2012

 

 

PINA 3D de Win Wenders
ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA de Nuri Bilge Ceylan

Recientemente vi las películas Pina y Érase una vez en Anatolia, que merecen un apartado por su fuerza visual, sonora y, podría decirlo, sensorial.

El ejercicio que realizó Wenders en Pina es maravilloso, una acertada apuesta por el buen uso del 3D que, hasta lo que he visto, ninguna película Hollywoodense lo ha logrado. La experiencia sensorial-visual logra tocarnos de una manera única: el cuerpo como instrumento narrativo, de creación, con su sudor, sus lágrimas, su pelo, su boca, su fuerza, nos transporta a un lenguaje más profundo del que podemos imaginarnos.

En este documental se posiciona la danza contemporánea en el cine a un nivel que no se había logrado anteriormente, logra limpiamente traducir el perfomance en un género audiovisual propio y consecuente.

Pienso que, además, el mayor acierto del documental ha sido transpolar los escenarios convencionales de la danza, a la ciudad industrial, urbanizada, caótica, y convierte ese escenario en un elemento que fluye de manera pausada pero antagónica, aunque muy necesaria. El cuerpo humano transita por la ciudad y en ella se expresa.

Este homenaje a Pina Bausch (1940-2009) toma extractos originales y puestas en escena ad-hoc a sus coreografías más significantes: “Café Müller” (1978), “Das Frühlingsopfer” (1975), “Vollmond” (2006) y “Kontakthof” (1978).

Es un homenaje al ser humano; a la tristeza, al amor, a la risa, a la pasión, a la soledad. La vida, la muerte, la vejez, la juventud, el reflejo de todo ello en 103 minutos que nos hace pensar que, a pesar todo, la vida merece ser festejada con el cuerpo.

Y en esta vertiente de la vida y muerte, Érase una vez en Anatolia viaja por esos mismos canales, donde la muerte, para unos es perder al padre, al esposo, para otros es tratar con el trabajo del día a día.

La filmografía de Ceylan transita por tres aspectos claves en el cine: la fotografía, el sonido y la dramaturgia. Y en el caso particular, su cine es introvertido, oscuro, abstracto con diálogos que nos cuentan historias paralelas capaces de, sólo hasta el final, develarnos el texto de fondo.

Anatolia es una historia de conflictos en la provincia, de vivir al día con lo básico, de encontrar el basto territorio como un sin fin para cometer delitos o tan solo para escapar, liberarse. Al médico citadino le preguntan por qué no aprovecha su juventud y se va a Estambul o a otro país; él no responde, no es capáz de decirle que su vida en la ciudad no va a cambiar en nada, que su soledad, su separación no será más llevadera en otra parte.

Es una película de miradas que se buscan en la oscuridad cuando la electricidad se va y no queda más remedio que ver entre sus propios fantasmas, y encontrar al otro con los mismo miedos y dudas.

Aunado a esto, el sonido de la oquedad, del vacío, de la estepa, que retunda en los personajes al punto de preguntarse ¿qué estoy haciendo aquí?

La experiencia en …Anatolia es menos “alegre” que con Pina, sin embargo, las preguntas que genera son tan bastas, que resulta indispensable verla, y en mi percepción, se conjugan estos dos ejercicios para dar un esbozo del conflicto que es ser persona.

 

ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA 3

ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA 4

pina 02

ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA 7

ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA 6

ONCE UPON A TIME IN ANATOLIA 5

 

 

*Érase una vez en Anatolia estuvo unas semanas en la Cineteca Nacional.

Pina 3D aún está en cartelera comercial.

*Las imágenes son extractos de las películas.

Texto: Juan Diego Bautista

Fotografías: fragmentos de las películas.

 

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arquitectura

Arte

Arquitectura

Arte

Arquitectura

Arquitectura