Obra en Obra: Héctor Falcón

Por - 05/08/2016

Para su intervención en Obra en Obra (la sexta de diez), Héctor Falcón creó una superposición de capas formada por planos verticales, objetos y reflejos. El diálogo entre lo transparente, lo traslúcido y lo opaco provocó una combinación de imágenes nítidas y difusas a la vez, con un juego de cuerpos estáticos y en movimiento. Como escribió Alejando Sordo en el texto de presentación: “[…] un laberinto de formas a partir del círculo, construyendo un nuevo cuerpo de obra: una sinécdoque visual.” El círculo, menciona, como “[…] manifestación y alegoría del tiempo, el infinito, la esfera y el laberinto”.

En el área que en el primer nivel ocupa todo el frente de ventana a la calle, Héctor creó un espacio definido y dividido por el gran ventanal y dos planos verticales construidos con marcos de madera y vinil traslúcido perforado con círculos de distintos tamaños y acomodo aleatorio. Se formaron así, dos espacios alargados paralelos a la ventana que se comunicaron entre sí por las múltiples perforaciones, dos de ellas incluso fungían como puntos de transición. La característica traslúcida del vinil, además, permitía que los espacios no se percibieran encerrados y oscuros, sino luminosos con sombras y colores.

Los colores provenían de una serie de objetos domésticos cubiertos con un velo de vinil de tonos neón. También de dos muros pintados con verde y rosa fosforescente. Esta combinación, que se percibía un tanto psicodélica, creaba un juego sugerente en el que se mezclaban los colores, la transparencia y la luz. Los muebles cubiertos obligaron a los visitantes a recorrer el espacio siguiendo una especie de zigzagueo, movimiento que fue acompañado y fomentado por las perforaciones circulares. A la combinación se sumaba, también, una serie de espejos circulares de distintas dimensiones pegados a la gran ventana. El acomodo se relacionaba de manera interesante con los círculos vacíos en los plásticos y con los reflejos de los colores.

La intervención resaltó sobre la construcción gris en proceso. El concreto expuesto en la zona cercana se bañó de reflejos cálidos. El juego de capas, perforaciones, transparencias, reflejos y colores provocó una experiencia dinámica y atractiva para los aventureros que la recorrieron. Con cada paso, con cada recorrido, era posible descubrir efectos diferentes definidos por las circunstancias específicas.

Próximas intervenciones:

6-7       Agosto            Gonzalo Lebrija
13-14   Agosto             Enrique Rosas
20-21   Agosto             Tom Chamberlain
27-28   Agosto             Rivelino

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arquitectura

Arquitectura

Arquitectura

Arquitectura

Arquitectura

Arquitectura