#NosHanConstruidoElMundo

Por - 19/02/2018

“Nos han dado la tierra” es el relato que abre El llano en llamas del escritor jaliscience Juan Rulfo, uno de los libros más célebres de la literatura mexicana. Está bien documentado que el autor dedicaba gran parte de su tiempo al ejercicio de la fotografía e incluso incursionó en el cine como guionista. Su reconocida habilidad para evocar con palabras aquellas imágenes de paisajes desolados, inverosímiles, parcamente bellos o bellamente parcos es lo que me lleva a retomar el título del relato para transportarlo a otro ambiente más urbano, reconocible y cotidiano pero casi siempre oculto al transeúnte común: las grandes obras de construcción de desarrollos comerciales en la ciudad.

Como arquitecto residente en una de estas grandes construcciones tuve la oportunidad de adentrarme en un mundo de contrastes. Por un lado se trata de verdaderas intervenciones urbanas que detonan un mercado inmobiliario y de servicios que rápidamente transforma una determinada zona de la ciudad dotándola de infraestructura, comercio, nuevos habitantes y nuevos transeúntes; por otra parte generan una mayor cantidad de necesidades a satisfacer como la dotación de servicios urbanos además de atraer una mayor cantidad de automovilistas y usuarios del espacio público para los cuales las vialidades y la infraestructura pueden resultar insuficientes llegando incluso a sobrepoblar una zona, encaminándola hacia su colapso o reducción de la calidad de vida.

Pero, ¿qué ocurre antes de que miles de usuarios lleguen a comprar en un “Paseo”, “Patio” o “Terraza” de locales que ofrecen productos y servicios igualmente numerosos y diversos?, ¿qué sucede previo a que los cines acondicionen la “experiencia del cliente” entre diseños barrocos a base de tablarroca, mostradores futuristas y focos LED?, ¿qué monumental esfuerzo tuvo que llevarse a cabo para que las tiendas de autoservicio abarroten filas interminables de góndolas y anaqueles con productos de “primera necesidad”?, ¿qué pasa antes del célebre y pomposo corte del listón inaugural?

“Nos han construido el mundo” es una serie de fotografías que explora los ambientes desconocidos que oculta una construcción de tales dimensiones, poseedores de luz y oscuridad en muchos sentidos. Contrastantes porque durante el día albergan a una muchedumbre de trabajadores, peones, intendentes, ayudantes, bodegueros, transportistas, ingenieros, arquitectos, técnicos, supervisores o proveedores, y durante la noche se convierten en espacios desolados aunque parcamente bellos como los relatados por Rulfo. Dichos espacios albergan y dan sentido durante una temporada a la vida de gente de distintos estratos sociales e intereses.  Todos conviven en un mismo espacio y parecen tener objetivos similares, hacen de la construcción su medio de trabajo. Las mega-construcciones son como grandes minas urbanas: durante el tiempo que duran dan sustento a miles de trabajadores y a sus familias, además llenan los bolsillos de muchas personas (algunos más que otros, naturalmente). Se trata de una industria sin la cual conceptos tan usados por políticos o financieros como “crecimiento económico”, “tasa de ocupación”, “población económicamente activa”, “empleo”, “rentable” o “progreso” no tendrían sentido. Como todas, la avasalladora industria de la construcción tiene un principio y un fin: una vez cortado el listón inaugural expulsan a una gran cantidad de trabajadores que casi siempre viven al margen de la formalidad y que, por su rezago social, tienden más bien a refugiarse en la economía informal. Se trata de personas acostumbradas a emigrar de una obra a otra, que pueden cruzar diariamente toda una metrópoli, desde las remotas periferias donde viven hasta el céntrico y pujante barrio con su respectivo centro comercial en construcción. Su trabajo se convierte también en su “esfera pública”, han viajado toda su vida de ciudad en ciudad, incluso han cruzado la frontera hacia el “sueño americano” varias veces, alternando la legalidad con la marginalidad. Sus rostros quedan para siempre ocultos tras la despampanante escala monumental del nuevo Centro, Torre Corporativa o “Plaza” Equis; es por eso que la serie pretende mostrar aquello que queda oculto bajo la deslumbrante mercadotecnia, la efímera decoración de temporada y las trilladas “rebajas”, “buenos fines” o ”ventas nocturnas”.

Así nos han dado esta tierra…” y “No se puede contra lo que no se puede…” son dos frases que resumen la intención de Rulfo de comparar, en pleno auge del “Milagro Mexicano”, a nuestro país con El Llano. Su sensibilidad para mirar más allá del discurso del “progreso” posrevolucionario  fue lo que hizo célebre su literatura plagada de metáforas con un trasfondo de crítica social.

Corrupción y saqueo a todas escalas son el pan de cada día en la industria de la construcción; es algo que se practica explícita o tácitamente según la habilidad, la moral y el remordimiento de todo aquel que decide entrar a ese mundo que ocurre casi siempre tras el letrero de “obra clausurada”; el mismo que no se sabe quién o cuándo lo puso, ni cuándo se quitará.

Entre composiciones geométricas, retratos, momentos, contrastes y perspectivas es como se va presentando la serie de fotos que adentra al que la mira a un ambiente a veces tan desconcertante por su tamaño o por sus implicaciones y a veces tan franco, real y poco adornado como las construcciones en proceso.

#NosHanConstruidoElMundo, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Luz y oscuridad, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Mosaico 1, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Subida al cielo, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Es tan arriesgado creerlo todo como no creer nada”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“No tenemos miedo a la muerte sino a que nadie note nuestra ausencia”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

En la era de las telecomunicaciones, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Mosaico 2, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Cargar con su propio peso (Mujeres trabajando), serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Senderos que se bifurcan, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Busco un trabajo estable”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“En ese entonces se hablaba un solo idioma en toda la tierra…” (El poder del dinero y el dinero del poder), serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“… confundamos su idioma, para que ya no se entiendan entre ellos mismos”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“… para darle a mis hijos un futuro mejor”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Nos han cuadriculado el mundo, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Sótano, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Busco un trabajo estable” (2), serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Composición 1, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Composición 2, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Iluminados, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“The truth is out there”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Resplandor lúgubre, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

El hombre en la obra, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Creo y no creo”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Mis contradicciones son tus contradicciones (Sin contradicción no hay magia), serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra DehesaLa persistencia de la estructura, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

A pesar de los muros, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Siempre hay alguien más joven y hambriento bajando la escalera detrás de ti”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

Vértigo (La conciencia de los corruptos), serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

“Si el Apocalipsis va a ser un negocio, no tenemos inconveniente en su llegada”, serie Nos han construido el mundo, José Eduardo Guerra Dehesa

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arte

Arte

Arquitectura

Arquitectura

Arquitectura

Arte