Los hermanos Witkin y Metinides en el Foto Museo Cuatro Caminos

Por - 16/03/2016

Después de su primer par de exposiciones inaugurales (Todo por ver y El Estado de las cosas), el recientemente abierto Foto Museo Cuatro Caminos (FM4C) –primer espacio especializado en la exhibición y difusión de fotografía y cultura visual en México–, presenta, a partir del 21 de febrero, dos nuevos proyectos expositivos: Enrique Metinides, el hombre que vio demasiado, y Witkin y Witkin.

Se trata de dos retrospectivas que reúnen una considerable cantidad de obra de distinta factura: fotografía periodística, fotografía artística y pintura. Los autores: el fotoperiodista mexicano Enrique Metinides (1934); y por primera vez en México, los gemelos Witkin (1939): Joel-Peter, fotógrafo, y Jerome, pintor.

A pesar de que las imágenes de estos tres creadores provienen de contextos distintos, no es difícil advertir que poseen un punto en común: la representación figurativa de la violencia y la muerte; cada uno, sin embargo, con visiones e intenciones distintas.

Metinides, como fotoperiodista, retrata el evento: la muerte como acontecimiento generalmente imprevisto. Sus fotografías, tomadas a lo largo de seis décadas en la Ciudad de México, dan cuenta de un sinfín de accidentes que llevan a término la vida de seres humanos cuando menos lo esperan. Metinides retrata la muerte inoportuna, esa que trunca proyectos y posibilidades; que irrumpe de manera violenta y a su paso deja el sabor trágico de lo irreversible. Los cuerpos sin vida, observados por los curiosos que nos devuelven la mirada, son el vestigio de aquellas tragedias.

Para Joel-Peter Witkin, el cuerpo es la materia prima de sus creaciones. En sus retratos, al estilo de tableux vivants (cuadros vivientes), fotografía cuerpos deformes, mutilados, enfermos, muertos; cuerpos monstruosos, cuerpos hechos pedazos; retazos de cuerpos que posan o son dispuestos para la foto a la manera de algunas de las más reconocidas obras de arte de la pintura universal. Joel-Peter invierte los valores clásicos del arte al sustituir la belleza por lo grotesco y lo abyecto; sin embargo, preserva la armonía de las composiciones clásicas. El resultado es perturbador.

En el libro Imágenes pesa a todo. Memoria visual del Holocausto, Georges Didi-Huberman, uno de los estudiosos de la imagen más importantes de la actualidad, critica la noción de lo inimaginable que algunos historiadores manejaban sobre los acontecimientos ocurridos en Auschwitz[1]. Las atrocidades del Holocausto fueron planeadas, por lo tanto no son inimaginables, ni impensables ni indecibles. Lo aterrador, lo preocupante, es el grado de desconsideración por la vida humana al que somos capaces de llegar.

Los personajes de Witkin me recuerdan esa inhumanidad patente en nosotros; una monstruosidad explotada en obras como Las once mil vergas de Apollinaire, Los 120 días de Sodoma de Sade, y la versión cinematográfica que hizo de ella Pasolini. Las imágenes de Witkin encajan perfectamente en este desfile de monstruos y atrocidades representadas en la historia del arte.

Jerome, su hermano, aunque tiene obra mucho más amable, también explora este tipo de temas. En sus pinturas es posible advertir la degradación moral de la sociedad contemporánea: vicios, violencia, asesinatos, pesadillas. No es fortuita su interpretación sobre el Holocausto.

Al recordar las imágenes de esta exposición, inevitablemente viene a mi cabeza la máxima latina que dice: “Nada humano me es ajeno”.  En ese sentido, la muestra es una especie de espejo luminoso; cada imagen es el reflejo de nuestra propia condición; y la luz que proyecta nos revela la fragilidad de la vida, pues la vulnerabilidad del prójimo hace patente la propia; pero también ilumina lo más recóndito del alma. Es una confrontación en todo sentido.

La muestra se encontrará en el Foto Museo Cuatro Caminos hasta el 15 de Mayo, y puede ser visitada de martes a domingo, de 11:00 a 18:00 horas.

Imagen tomada de El Demócrata. http://eldemocrata.com/expondran-obra-de-metinides-y-los-gemelos-witkin-en-foto-museo-cuatro-caminos/

[1] Georges Didi-Huberman. Imágenes pese a todo. Memoria visual del Holocausto. p.49.

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Noticias

Arquitectura

Arquitectura

Arte

Arte

Arte