Las residencias como espacios de procesos

Por - 06/03/2012

La necesidad de los artistas por encontrar espacios de trabajo en contextos diversos a los de su origen es importante para nutrir los procesos de producción así como también para tener retroalimentación de otros artistas.  En el caso de Demián Flores, fue un descubrimiento valioso el haber sido partícipe de residencias internacionales que lo encausaron hacia la generación de proyectos en México que abrieran esa posibilidad a más artistas.

Se plantea en primera instancia buscar un espacio en la Ciudad de Oaxaca, un contexto poco familiar para él, ya que la ciudad de Juchitán, de donde es originario, es un mundo completamente diferente.  Sin embargo es en Oaxaca en donde encuentra el espacio que daría orígen a La Curtiduría, abriendo sus puertas en el año 2006. Un espacio para entender el arte como una forma de conocimiento y comunicación con una vocación educativa. Ahí mismo se albergan talleres y clínicas de especialización de arte contemporáneo. No se crean artistas, interesa más ver el arte como una herramienta del conocimiento. La Curtiduría ha evolucionado y se mantiene viva con la colaboración de gente como Mónica Castillo, Edgardo Ganado Kim y Mónica Villegas.  Sin embargo Demián es un artista que no cesa por expandir las oportunidades para otros colegas y a su vuelta a la ciudad de México busca un espacio para construir su propio taller y aprovechar el espacio para incluir un nuevo proyecto que permita replicar ciertos aspectos de la Curtiduría, pero dándole una identidad propia acorde con su ubicación. La Cebada, espacio donde actualemente se encuentra el estudio de Demián en construcción. Ubicado en las faldas de Xochimilco, pegado al perfiférico, en una colonia nueva que fue fraccionada después de ser ocupada por asentamientos irregulares. “Es una comunidad atrapada en un desarrollo moderno que no tiene tradiciones y alberga culturas híbridas”, según comenta Demián.

El estudio es un espacio amplio que permite al artista trabajar sus grandes formatos y cumple las necesidades de su producción. Además de ello en la planta baja se destinará el espacio para otros artistas, será un proyecto totalmente social y pretende invitar artistas para promover el desarrollo de procesos que generen modelos y formas distintas de relación.  Arrancará en un mes aproximadamente e iniciará con talleres y espacios sociales. Habrá ciclos de cine y el principio será dirigido a la comunidad de La Cebada.

Demián Flores, un artista que se ha consolidado a través de su obra personal así como también a través de proyectos que impulsan el arte y dan oportunidad a otros artistas de formarse en un entorno favorable a su desarrollo.

 

Más información:

www.demianflores.com

@DemianFlores

Fotografías: Alejandro Cabrera / Israel Solórzano

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arte

Arquitectura

Arquitectura

Diseño

Arquitectura

Arquitectura