La vida propia de los objetos

Por - 21/03/2012

Cada diseñador va descubriendo sus procesos y métodos propios de trabajo para lograr el éxito. En el caso de los diseñadores industriales  siempre existe la aspiración de crear una línea de productos propia y durante algún tiempo fue la forma de trabajo de Ezequiel Farca. Sin embargo con el paso de los años se han ido modificando sus estrategias y hoy en día la demanda que tiene es satisfactoria y prácticamente su producción está dedicada a la medida de cada cliente.  A través de esos encargos se diseña mobiliario para sitios específicos y en algunos casos esos son los diseños que al cabo del tiempo se convierten en el mobiliario de línea que se vende en el showroom.

Ezequiel cuenta que en algunos otros casos el destino de los diseños es muy variable. Tal es el caso de la vajilla EF la cual se hizo para un proyecto de hotel en el cual finalmente no tuvo cabida.  Sin embargo, hacia el interior del estudio el resultado fue muy satisfactorio y pronto se convirtió en un objeto que ha pasado por varios usos.  En principio se utilizó para regalarla a los clientes con los que se terminaba un proyecto y posteriormente fue ganadora de un conurso. Es uno de los objetos favoritos del showroom e incluso ha formado parte de algunas exposiciones en museos.

La vajilla fue diseñada por Ezequiel Farca y colaboró en ella el D.I. Moisés Hernández, quien fue parte del estudio durante algún tiempo. Está hecha en cerámica de alta temperatura en color blanco,
verde y ceniza en acabado mate y como todos los productos de Ezequiel mantiene un diseño silencioso y elegante como él mismo lo describe.  Sin duda los objetos van construyendo su propio destino a través del gusto que provocan en la gente.

 

Más información:

www.ezequielfarca.com

Fotografías: Liz Hernández por cortesía de Ezequiel Farca

 

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arquitectura

Arte

Arquitectura

Arte

Arte

Arquitectura