Franz Erhard Walther: Museo Jumex, Estancia Femsa

Por - 19/06/2019

El verano pasado en la Ciudad de México se presentaron dos muestras de Franz Erhard Walther (Fulda, 1939), un artista alemán que durante más de cincuenta años ha desarrollado una práctica en la que los objetos, el público y el espacio de exhibición son puestos en tensión y se vuelven parte de la obra de arte.

En el Museo Jumex se presentó Objetos, para usar / Instrumentos para procesos, una muestra que ocupó el tercer piso del museo y reunía una selección de fotografías, dibujos, videos y esculturas de tela, que mostraba un amplio panorama de la producción del artista. Al centro de la sala de exhibición se encontraba una de sus piezas más célebres: Werksatz (Primera serie de obras, 1963-1969), un conjunto de objetos de tela disponibles para ser activadas por los visitantes a diario. La exhibición puso especial énfasis en el interés del artista por el uso del lenguaje como un material artístico.

 

Fotografía de Abigail Enzaldo y Emilio García. Museo Jumex.

 

Concebida y curada de manera independiente en Casa Luis Barragán, como parte de Estancia FEMSA presentó Determinaciones de proporción, una exhibición que ocupó varios espacios de la casa. En esta exhibición, la arquitectura sirvió como hilo conductor de las obras instaladas en los distintos cuartos y en el estudio del arquitecto. A a partir de obras creadas entre los años sesenta y la actualidad, al recorrido habitual por la casa se le agregaba una nueva capa mediante la inclusión de esculturas, dibujos y piezas de la serie Werksatz que se activaban en la terraza.

Las obras instaladas en los distintos cuartos de la casa, establecieron un diálogo directo con los espacios y el uso para el que estaban destinados. A diferencia de las piezas de gran escala presentadas en Jumex, en Casa Barragán las intervenciones llegaban a mimetizarse con el entorno, exigiendo un recorrido lento y pausado para develar los contrastes y similitudes entre la obra del artista alemán y el arquitecto mexicano.

En el estudio de la casa se instaló una serie de dibujos que Franz Erhard Walther ha realizado como parte de la planeación de distintos proyectos de exhibición, en estos dibujos el espacio tridimensional se desdobla y genera una especie de plano que el artista usa para ubicar sus obras.

 

https://estanciafemsa.mx/proyectos/determinaciones-de-proporcion/

 

A la par de la muestra en el Museo Jumex se editaron dos publicaciones: un cuadernillo bilingüe sobre la muestra y un catálogo mucho más amplio que recoge una serie de textos traducidos al español por primera vez, entre los que se encuentran textos inéditos e históricos de la obra del artista, entrevistas, artículos y ensayos sobre sutrabajo. Ambas publicaciones están disponibles para consulta y descarga en la página del museo.

Fotografías de Inés Maldonado

 

Por otra parte, Estancia FEMSA-Casa Luis Barragán editó la publicación Arquitectura. La destrucción del espacio para acompañar la muestra y para la cual, Daniel Garza Usabiaga escribió el ensayo La destrucción del diseño arquitectónico. El cuerpo y la experiencia háptica en la obra de Franz Erhard Walther y Luis Barragán, un texto en el que ofrece interpretaciones acerca del trabajo de Walther y su diálogo plástico y poético con el legado de Barragán.

Después de este ensayo, encontramos una serie de imágenes con el registro de las piezas que se presentaron en la muestra y las activaciones de las mismas en la terraza de Casa Barragán. La publicación funciona más que como un catálogo de la exhibición, pues incluye también la primera traducción al español y al inglés de los textos Architektur: Vernichtung des Raums del artista, escritos a finales de los años 90. Franz Erhard Walther escribió este texto en 2003 para una conferencia impartida en el Salón de Mármol del Palacio de la Ciudad (Stadtschloss) en Fulda, Alemania. “Habiéndose publicado sólo en alemán, consideramos que Determinaciones de Proporción era la causa perfecta para publicar en español e inglés el escrito del 2003 en el que el artista desarrolla conceptos y categorías básicos para su quehacer artístico: arquitectura, diseño, arte, espacio, proporción, obra, cuerpo, material, transgresión de los límites, entre muchos otros, aunados a un relato personal de la historia del arte y la arquitectura del siglo XX”, comenta Eugenia Braniff, directora artística de Estancia FEMSA.

“Arquitectura. La destrucción del espacio constituye una conexión más directa y profunda entre Barragán y Walther, y ayuda al lector a reconocer diversos aspectos de la obra del artista alemán, y aspectos de la obra en el contexto de la Casa de Barragán, mismos que incluso habiendo realizado el recorrido por la exposición, pudieron no ser completamente desarrollados o pudieron pasar desapercibidos. Asimismo, el texto comisionado a Daniel Garza Usabiaga, constituye vínculos claros, contundentes y perspicaces entre las ideas y las obras de estos dos personajes, pensados para ser leídos en esta publicación, antes del texto de Walther, y antes de visualizar el registro de las piezas de la exposición.”

Daniel Garza Usabiaga menciona rasgos comunes y conexiones, no del todo evidentes, entre la obra del artista y la del arquitecto, y coincidimos con él completamente cuando menciona que “Por encima de ciertos aspectos que podrían resultar bastante obvios, como el uso del color o algunas soluciones formales, la coincidencia fundamental entre Walther y Barragán es que le otorgan al cuerpo un lugar central en su práctica […] Más que relacionada con el arte o con la arquitectura per se, esta similitud tiene que ver con una visión compartida del cuerpo y la experiencia dentro de una situación espacial”. A pesar de que esta idea podía corroborarse al experimentar las piezas de Franz Erhard Walther dentro de la Casa de Luis Barragán, es a partir de Arquitectura. La destrucción del espacio, que se clarifica y dimensiona lo que Franz Erhard Walther entiende por espacio y flujo espacial, lo que entiende por obra de arte total, y como en sus propias palabras diversos conceptos, referencias y metáforas, evidencian la importancia que le da a la experiencia háptica, íntima y afectiva de los objetos en relación a la arquitectura (y en la arquitectura misma), tanto como el arquitecto tapatío lo evidenciaba en la resolución material de sus proyectos.

 

 

*El libro está disponible en distintos puntos de venta tales como Cafebrería El Péndulo, Educal, Museo Tamayo, ITESO, Librerías Gandhi, Demos Desarrollo de Medios, Exit La Librería, Fondo de Cultura Económica, Fundación Jumex, Librería Pessoa, Librería Hyperion, Librería del Sótano, Casa Luis Barragán y Casa Bosques.

 

 

 

 

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arte

Arte

Arquitectura

Noticias

Arquitectura

Arquitectura