Crítica vs. Criticón

Por - 17/04/2014

Internet sí ha sido una democracia pero un “like” aún no ha convertido a todos en críticos, simplemente ha fungido como un instrumento de opinión; es por eso que opinar es personal pero “La crítica” cobra un valor comunal.

Afortunadamente, la veracidad de los enunciados no se rige por el número de seguidores sino por la solidez de los argumentos comunes a todos los implicados; claro que todo esto sin pasar por ningún filtro como: “me beneficia-a favor… no me beneficia-en contra o abstención”.

El asunto es cómo decantar el valor de “una crítica” sobre el de “una opinión”, en estos tiempos que han declarado “La extraña muerte de la crítica de arquitectura” o que “La curaduría es la nueva crítica” ¿? …Podríamos aplicar un sistema como en la biología y clasificar por géneros:

Crítico Frustrado: Fácil de reconocer por sus comentarios de aparente exquisitez donde nada es digno de su paladar. Sus comentarios desprestigian sin aportar posibles soluciones, se desenvuelve desde una trinchera VIP o teoría de otros, generalmente nunca pudieron actuar en escena y prefirieron mantenerse en la comodidad del palco.

Crítico Nostálgico: Aquel para el que todo pasado fue mejor y todo futuro se nos cae de las manos; claro que es importante identificar las fallas del ahora pero, nuevamente, si no están dando a conocer al menos en hipótesis, qué fue lo que empeoró el asunto, sólo están navegando con una de las banderas más comerciales…la nostalgia.

Crítico Promotor: Cuando se habla de un edificio o un arquitecto como si se estuviera vendiéndolo con halagos y reconocimientos; cierto, muchos pueden tener virtudes pero un buen crítico debería de compartir esas otras virtudes que no están tan a la vista y que requieren alguna visión objetiva más profunda a la de “belleza de espacio y luz”…sería mucho mejor preguntarse: ¿por qué se da esa luz?, ¿por qué se da ese espacio?

Crítico Bibliográfico: Una postura de las demás posturas, cuya labor es indispensable desde la documentación pero no desde una crítica de este siglo, ya que si se analizan sus contenidos más del 80% son frases, citas o comentarios de otros; personalmente les agradezco que existan “otros blogs” pero ¿de qué sirve conocer y/o saber, si no aplicas eso que sabes y/o conoces?

Crítico Conector: Lo dejé al último porque me parece el más reciente en la historia moderna al ser aquel individuo que, teniendo una documentación analizada evolutivamente, se permite  él y nos permite a nosotros, tal como sucede en la física, experimentar o comprobar sus análisis. Como una Beatriz Colomina que plantea pensar la conexión de los inicios de la arquitectura moderna con el surgimiento paralelo del invento de los rayos “X”, o un Josep Quetglas conectando un Dolmen con Ronchamps de Le Corbusier; no sabríamos la verdad de sus hipótesis, pero al menos aportan algo más que los anteriores.

Ojalá aparezcan más críticos que aporten conexión de neuronas arquitectónicas, responsables con el siglo, sin prejuicio ni partidismo hacia ningún sistema, documentados no sólo en las ramas del arte, con oficio y sobre todo…Éticos.

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS LEÍDO.

Arquitectura

Noticias

Diseño

Diseño

Arquitectura

Arte